A ninguna parte

 

Dice, oigo: “Estoy aquí”. Con voz incierta, oscilante, que apenas llega desaparece.

    Le pregunto dónde está. Le pregunto qué hace. Me pregunto si me oye. Me pregunto que hago y dónde estoy.

    No me asiste la certeza.

    Aun así miro, hablo y pretendo escuchar la voz que va y viene desde una figura que baja o sube o mira o espera.

    “Soy yo, estoy aquí”, dice, oigo.  “Ven”, pide.

    Todavía no entro o salgo ni estoy aquí o allá: arriba, abajo, fuera, dentro.

    Digo: “No quiero”.  Me voy. Digo: ” Adiós”.

Relatividad

Maurits Cornelis Escher: Relatividad (1953).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s