Parpadeos

 

Dentro de mi cabeza late, sentimental y viajera, la música del corazón.

    Me acompaña.

    Parpadeo.

    La lluvia caída en el crepúsculo ha espejado las losas y dado lustre a la piedra antigua. Huele a fresco, se respira limpio.

    Parpadeo.

    Luna de arraigado empeño fuerza el desalojo de la tormenta. Brilla en su apogeo la dama nocturna, pendiente de los detalles, y a los jirones de la tupida capa de nubes oscuras que su delicado soplo esparce dispensa sombra para envolver el regalo.

    Parpadeo.

    ¿Sueño? ¿Vivo? ¿Recuerdo?

    Es una la composición.

 

Grimshaw 1

John Aykinson Grimshaw: Noche con luna (1880). Colección Thyssen.

 

Parpadeo.

Es otra la composición.

 

Grimshaw 2

John Atkinson Grimshaw: Silvery Moonlight (1882). Colección particular.

 

Yo también pendiente de los detalles aprecio la ausencia, reparo en la variada intensidad lumínica y en el relieve del agua posada en el suelo blando, su tacto en los murales y en el pavimento. Distingo lo que falta.

    Parpadeo.

    Rotundo, consciente, declara un recuerdo adorado.

Parpadeo.

Dentro de mí permanece.

Miro. En la escena busco y no parpadeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s